LAS LEYENDAS DE LAS DAMAS BLANCAS.

Hay numerosas formas de nombrar a un hada: faerie, fata… pero quien no sabe que es un hada la identifica como una Dama Blanca. La Dama Blanca es un patrón folklórico que tiene conexiones con historias de hadas, brujas, ánimas o fantasmas y Vírgenes o Mártires, como veremos más adelante.

El nombre de la dama blanca se le da a los mitos o apariencias de diversas naturalezas. Pueden ser espíritus de la naturaleza interpretando los roles de hadas , hechiceras, brujas , tejedoras, lavanderas de la noche o locutoras de muerte inminente, o fantasmas de mujeres fallecidas trágicamente. Cualquiera que sea su forma, las leyendas de las damas blancas se encuentran en toda Europa y América del Norte . En los relatos de fantasmas aparece con frecuencia con el nombre de «La Dama Blanca», y en las antiguas religiones, desde las Islas Británicas hasta el Cáucaso, como la «Diosa Blanca».

Las Damas, la estirpe aristocrática del Reino de las Hadas.

Hadas las hay en todas las culturas y pueblos y tienen tantos nombres y distintas formas como pueblos distintos hay en el mundo y distintas gentes los habitan. Las Damas son hadas de muy antaño y se consideran como una estirpe aristocrática del Reino de las Hadas.

Según la tradición mágica, las Damas, son seres reales y maravillosos que provienen de la unión simbiótica  de humanos con espíritus de la naturaleza evolucionados . Al morir su parte humana, se transforman en hadas muy poderosas, si se dan ciertas circunstancias . El Hada Morgana tenia este origen.

Es conveniente hacer una clasificación de las hadas atendiendo a los astros que las influyen, así podemos distinguir:

Damas blancas: Son hadas que se materializan en el crepúsculo, sea el amanecer o atardecer. Están bajo la influencia energética de la luna y el planeta venus. Suelen localizarse en Europa y más concretamente en Alemania y países de alrededor. Con todo ello, se dice que revolotean por los castillos o en arbustos que consideran sagrados.
Las Damas blancas se consideran las más selectas de todas, representando los ideales y las virtudes. Suelen vestir con atuendos blancos que denotan la pureza de su espíritu y sus intenciones suelen ser bondadosas.

Damas verdes: Son hadas diurnas, cuya influencia energética es el sol. Personifican la fuerza de la naturaleza, y se dice que debido al viento estas hadas se han convertido cada vez en más etéreas. Su residencia se localiza en bosques cada vez más frondosos, prados o incluso terrenos desérticos.  Reciben el nombre de Damas verdes debido al color del que han ataviado sus vestimentas y que se ocultan entre las hojas verdes de los arboles y plantas.

De ambas se dice que anteriormente fueron dañinas para el hombre, pero que con el tiempo y la convivencia aprendieron a adaptarse llegando a convivir con el y facilitándole la vida. Aunque nunca se sabe del todo.

Hoy hablaremos de las hadas blancas, vírgenes al alba y ancianas al atardecer.  Son deidades menores  sea en la tierra como en el cielo. Se desplazan como puntos de luz,  a gran velocidad a través del agua del planeta, en todos sus estados, solido, liquido y gaseoso pues dominan la magia de los elementos y son guardianas de la energía vital de la Madre Tierra.

Espíritus de Luz y de Oscuridad.

En Alemania, la Dama Blanca o Weisse Frauen se deriva de los duendes de luz. Estas son guardianes de tesoros que frecuentemente eran buenas pero más poderosas que los hombres. En Holanda, se cree que las damas blancas viven en las colinas y piedras como los duendes. Estas entran de noche en las casas y revuelven los muebles. Algunas historias hablan de que raptan gente a sus colinas que nunca regresan a su hogar.

Thomas Keightley describe las Damas Blancas como un tipo de hada conocido en Normandía con un carácter menos benevolente que acechaba en lugares estrechos para bloquear el paso de los viajeros sino le presentaban sus respetos. Las leyendas de «damas blancas» no siempre las representan como figuras de la muerte y la destrucción, aunque esta representación es común. En algunos lugares son figuras asociadas con la curación y la brujería.

Imagen de Anja🤗#helpinghands #solidarity#stays healthy🙏 en Pixabay

HADAS DE LOS BOSQUES NEVADOS.

La palabra hada procede del latín «fata», derivada a su vez de «fatum» el hado, el destino, que, en el medioevo, fue considerado una diosa. Ya los griegos creían en ellas, eran las ninfas; deidades menores femeninas que acompañaban a la Diosa Blanca, la Virgen Artemisa, la «Portadora de la Luz», romanizada como Diana, la Cazadora, Señora de las Tierras Salvajes.

En diversos países de Europa abundan las leyendas e historias que narran la existencia de misteriosas mujeres vestidas con prendas puramente blancas y luminosas, estos elementales de los bosques se hacen llamar damas blancas. En general se las describe como bellísimas jóvenes atisbadas con túnicas de gasa blanca que socorren a los viajeros que se han perdido en la inmensidad de los bosques. Quienes las han podido ver afirman que tienen largas y sedosas melenas rubias, una figura esbelta, lánguida y brillantes ojos azules como estrellas que llenan el alma de una paz infinita.

Las damas blancas son genius loci, seres feéricos que protegen un sitio en particular como es el caso de los bosques mas helados de toda Europa. A pesar de haber cientos de relatos sobre ellas, son elementales difíciles de ver, solo se muestran abiertamente a los nacidos en domingo portadores del talismán mágico y a los bebés que fueron besados por una dama blanca cuando fueron dados a luz.

En general las leyendas coinciden en que los lugares de residencia favoritos de estos seres son las zonas más frías, en aquellas donde la nieve cae gran parte del año ya que les permite pasar desapercibidos camuflándose en el impoluto y blanco paisaje. Los bosques, castillos y cuevas ocultas son su mágica morada donde reposan cuando no tienen ninguna tarea que realizar.

Las damas blancas son hadas muy generosas y de gran corazón, están siempre dispuestas a ayudar a los mortales que demuestren ser merecedores de su misericordia,  ellas consuelan a los perdidos y les ayudan a buscar la salida a quienes se sienten presos dentro de una gran pena. También son solidarias con las mujeres parturientas, sobre todo cuando el parto es particularmente difícil, los bebes nacidos bajo la protección de una dama blanca tienen la capacidad de poder verlas siempre que lo deseen.

Si bien son elementales de gran corazón, dulces y pacíficas por naturaleza, su bondad es absolutamente comparable con la ira que pueden albergar en sus delicados cuerpos. Cuando alguien las exaspera, molesta u  ofende ellas no dudan en helar su corazón con tan solo una penetrante mirada.

Las Hadas de Mano Blanca, Hechiceras Cambia Formas.

Las Damas blancas también aparecen en el folklore como Brujas Cambia Forma, especialmente por la noche. Son las hadas más peligrosas que se conocen pues su relación con el hombre puede resultar mortal para este último

De todos los tipos de hadas es una de las más peligrosas. tiene un rostro angelical, una mirada de niña inofensiva y una boca amable, capaz de balbucear las más dulces palabras. Se viste con llamativos trajes transparentes, y el cuerpo mismo es parte de esa sensación gaseosa y etérea. Sólo sus manos se muestran humanas, con una blancura extrema que provoca una atracción inevitable. Nadie puede escapar de la tentación, esos blancos dedos parecen estar siempre dispuestos a dar la más maravillosa de las caricias. Pero deben saber los caminantes que con sólo rozar la blancura de esa mano conocerán la locura o incluso la muerte.
Suelen presentarse por la noche a los viajeros, intentando seducirlos y sólo con el roce de su cuerpo, que suele ser de un blanco espectacular, el ser humano caerá en muerte o por lo menos, en ataque de locura.

Aunque prevenidos, muchos viajeros que emprenden su camino a través del bosque, sabiendo de la existencia de las hadas de mano blanca, son tentados por su piel y sus caricias. Ellas los buscan, los envuelven en sus mágicos perfumes y se acercan con el ofrecimiento de ayudar, para hacer grato el viaje. Son muy pocos los que pueden escapar.
Un solo roce de su blanca mano provoca la muerte instantánea. Cuando alguien se pierde en el bosque, aparece moviendo sus brazos como una veleta, indicando los puntos cardinales, y ofrece acompañar al extraviado, extendiéndole la posibilidad de caminar como un niño, tomado de la mano, hacia el destino buscado. Tomar la mano blanca del hada de los extraviados es encontrar la locura irremediable.
Se los suele ver en los bosques, a los enloquecidos, andando por las más terroríficas visiones y condenados a estar perdidos toda la vida

Las diferentes regiones les dan a las damas blancas antagónicas características. Así en la Europa del norte se las considera como elementales de buen augurio y creen que quien las vea tiene la fortuna de su lado.

Así pues, algunas clases de hadas, por lo tanto, son una manifestación mitológica y folclórica del arquetipo de la Dama BlancaWilliam Butler Yeats, Premio Nobel de Literatura, creía en ellas y afirmaba que en Irlanda le contaron que las hadas pueden suplantar durante un tiempo al alma de cualquier ser viviente, animal o persona, alojándose en sus cuerpos, como sucede en «La Corza Blanca» de Bécquer, por ejemplo.

Todas tienen el denominador común de verla como la diosa fundamental del panteón de la Vieja Europa desde su visión ancestral como maga y curadora a sus mitologías más modernas en que se le rinde culto bajo la forma de espíritus, de santas o de la Virgen María, y, como la nueva conciencia ecologista, que, en busca de la virginidad de la naturaleza, la rebautiza como Gea. Así pues, en el folklore, la historia de la Dama Blanca se halla diseminada en multitud de cuentos, leyendas y mitos, desde «Blancanieves» a «La Virgen de las Nieves».

Hay algunas teorías en cuanto a lo que sucede cuando una Dama Blanca es descubierta por los vivos. Si una Dama Blanca es vista por un niño, se dice que la Dama bendice al niño y que el niño permanece protegido durante toda su vida. Cuando una persona de edad avanzada ve una Dama de Blanco, se cree que es una predicción de la muerte de la propia persona. Pero también hay otras teorías que dicen que no pasa absolutamente nada si una persona solo vislumbra un reflejo fugaz de la Dama Blanca.

Una leyenda alemana relata que un niño pequeño se internó en el bosque para jugar y sin darse cuenta se adentró demasiado perdiendo el rumbo de regreso a casa. Cuando cayó en cuenta de que estaba perdido y que nadie respondía a sus llantos y ahogados gritos de auxilio, por entre los árboles pareció una bellísima mujer vestida enteramente de blanco y con el pelo rubio brillante como un rayo de sol. Ella se le acercó, dulcemente tomó su pequeñita mano y lo condujo caminando hasta el final del bosque donde le mostró el sendero que lo llevaba de nuevo a su hogar. Lo besó suavemente en la mejilla y lo dejó partir.

Estos espíritus de la naturaleza encontramos que son motivos extendidos por todo el mundo, desde la dama blanca que guarda tesoros a la que salva niños rodeado por lobos en la nieve

En la base de todas estas historias parece haber una serie de leyendas o tradiciones locales de «aparecidas» o «visiones» que, a diferencia del cuento maravilloso, están localizadas y hay abundante información de testigos. De todos modos, abunda más bien el tipo de dama blanca europeo, identificada con hadas, melusinasxanas o genios acuáticos, en la línea de historias como las Bécquer en «El rayo de Luna» o «Los ojos verdes». Es decir, es el tipo germánico, que, sin embargo, no coincide del todo con el tipo meridional, por ejemplo, con el bético-extremeño y portugués de «La Virgen de las Nieves» o «Santa Eulalia».

En todo caso, la Dama Blanca es un tipo de hada o espíritu femenino.

LA REINA DE LAS NIEVES.

La Reina de las Nieves es un cuento de Hans Christian Andersen que habla sobre lo que ocurre en el corazón de las personas llenas de maldad y todo lo que se puede conseguir gracias a la bondad. Un cuento corto para leer a los niños. Hay multitud de leyendas parecidas.

La dama de las nieves es una leyenda primaria, sencilla y popular que esta esparcida por todo el mundo, donde el frio impera y que me dispongo a narrar aquí y ahora, con la esperanza de que alcancen uno de los misterios de la Madre Naturaleza.

Cuentan las mas antiguas leyendas, que durante los días mas fríos y duros del invierno, las gentes que se aventuraban a cruzar las montañas para ir de un pueblo a otro a comprar víveres, o al bosque a buscar leña para mantener la casa caliente, y se perdían a causa de que la nieve ocultaba los caminos, las gélidas temperaturas y el hambre les provocaban una agónica muerte.

Para evitar este sufrimiento, los espíritus llamados (dama de las nieves) que acogían entre sus brazos a los moribundos dándoles cobijo hasta que la muerte dulcemente se los llevaba de este mundo. Su dulce voz y su precioso rostro blanco, les hacían olvidar de los tormentos que sufrían en aquellos momentos de agonía bajo las gruesas capas de nieve.

Algunos ancianos decían que habían visto a muchos de los que morían en las cumbres, siendo llevados de la mano por las damas blancas hasta las puertas del inframundo, otros que les acurrucaban entre sus brazos para que la nieve no cubriese sus cuerpos, ya abandonados por su espiritu…

A lo largo de los siglos, estas leyendas han ido variando de protagonistas e intenciones de estos amables espíritus, pero la esencia sigue siendo la misma que desde hace muchos siglos atrás, cuando los abuelos se las contaban a sus nietos, como un cuento que era transmitido de generación en generación.

No se ha podido confirmar la existencia de estos seres de las nieves, pero son muchos los testimonios de gente que vive en las montañas que ha visto a estas damas de tez muy blanca caminar hacia las cumbres, les han seguido y habían hallado el cuerpo de una persona que había muerto congelada en el hielo, pero con una sonrisa en su cara, como si le hubieran estado confortando y cuidando hasta el ultimo de sus alientos.

Cabe decir que este espíritu, siempre ha sido muy querido por los ciudadanos de los pueblos cercanos a las montañas; pero a la vez también había sido muy temido. Pues si se encolerizaba, las tormentas de nieve podían durar días, incluso semanas sin cesar, llegando a cubrir grandes extensiones de bosque y campos de cultivo, los cuales a causa del frio se echaban a perder.

Así pues, si os encontráis en una situación extrema en una zona de nieves y frio extremo, no temáis la visita de uno de estos espíritus femeninos de la naturaleza, os cobijaran hasta el momento de partir al plano astral superior, mientras mitigan vuestro sufrimiento a causa de las duras condiciones del lugar.

Contrariamente a esta historia, en España la presencia de estas etéreas e impolutas mujeres está estrechamente ligada al mundo de los espíritus desencarnados y condenados a vagar como fantasmas. Y es que Hécate, la reina de los fantasmas tiene mucho que ver con ellas, pero ese es otro articulo.

No debemos perder nunca la ilusión y la confianza en la magia de la vida, por eso nuestro subconsciente nos hace a veces soñar con las hadas. El mundo mágico que representan estos seres que son los más antiguos de la humanidad no puede sino significar cosas positivas.

Ciertas o no, las leyendas, leyendas son y siempre gusta creer que en parte son verdad.

LAS DEVAS DE LUZ

Las Hadas o Devas corresponden a la misma corriente de vida que los Elementales de la Naturaleza, sólo que con mayor evolución, ya que pueden acceder al plano psiquico. Un Deva representa la conciencia global de una especie o un grupo de seres vivos de una misma especie, o de un mismo nicho ecologico.

Los Devas son los genios custodios del planeta tierra y van evolucionado con éste.  Estos seres son los cuidadores de la naturaleza. Se dice que también los son de los humanos  y de todos los reinos, inclusive el reino animal y mineral.

Los Devas son deidades benévolas de las religiones hindú y budista. Posteriormente fueron asimilados también a las creencias occidentales identificándolas como Hadas o espíritus de la naturaleza. Forman parte de El Reino de los Seres Feéricos . Ellas son criaturas etéreas cuyos organismos se componen de extrema delicadeza, capaces de brillar ya que emanan su luz interior o energía que fluye a través de ellas, componiendo ésta a su vez las alas y un hermosa cabellera, que parece flotar en el ambiente.

Energía Primordial, Bolas de Luz.

En el nivel astral, las hadas no se diferencian del resto de la energía primordial, y son invisibles. Los mitos sobre los Orbes «Bolas de Luz» encajan con las leyendas de las Limníades y los Devas, como guardianes de la Naturaleza.

Al comenzar el tránsito hacia la materialización, un hada ingresa al nivel etéreo y en su estado natural es una esfera pulsátil de luz con un núcleo más brillante; así pueden ser percibidas entre dos parpadeos de un ojo, pero la mayoría de la gente rechaza esa visión, atribuyéndola a un efecto raro de la luz; luego pasan al nivel gaseoso, menos sutil que el etéreo, donde es más fácil percibirlas, aunque en forma de vagos celajes, como fantasmas; en el nivel material se hacen del todo visibles y tangibles, asumiendo cualquier forma copiada de la realidad.

Todo en la naturaleza tiene vida y conciencia.

Los Devas son seres que habitan  en un plano que los humanos no pueden ver a simple vista. Una de las teorías sobre el origen de las hadas, de hecho, la de mayor aceptación en los ambientes esotéricos y la única provista de soporte académico, sostiene que ellas son manifestaciones de la Energía Primordial, pues son seres eternos que por alguna razón inexplicable adquirieron algo así como una entidad diferenciada del resto de las demás cosas habidas. La Dama Verde de los bosques o Dríada de los arboles se explicaría como la conciencia global y microbioma del ecosistema que habitan.

Todo mito tiene una verdad oculta.

¡¡¡Magia, Ilusión, Verdad o Fantasía, volad conmigo a través de todos los tiempos!!!

FUENTES:

  • Wikipedia
  • La magia de las hadas  de Sirona Knight – Editor: Obelisco Ediciones
  • El verdadero arte de las brujas. Kate West
  • Hadas: Guía de los seres mágicos de España», Jesús Callejo
  • Levy, Joel (2000). Gran enciclopedia de los seres mágicos. Editorial Océano de México S.A.
  • McCoy, Edain (2007). Guía de las hadas y otros seres fantásticos. Santillana Ediciones Generales.
  • Ruland, Jeanne (2007). Enciclopedia de las hadas, los elfos y los gnomos. Ediciones Obelisco S.L.
  • Imagen Portada de Pixabay

POSDATA:

Espero que este artículo  te haya gustado, y sobre todo que haya respondido a tus dudas. Si es así, por favor, dale un “me gusta” o compártelo con tus amistades o familiares en las redes sociales. También puedes dejar un comentario con tu opinión.

Si te gusta, por favor ¡comparte!

About Post Author

Maria Mercedes

Cosmopolita. Soy gnostica de raíces cristianas , mi parte pagana es mi amor incondicional a la Madre Tierra. No Teista y universalista. Anti-dogmatica por naturaleza- Políticamente humanista.

2 comentarios en “Las Hadas Blancas

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: